La empatía con el lector: Cuando el contenido es el rey

Publicar por publicar desde hace varios años ya no es una opción cuando buscamos posicionar nuestro negocio, productos o servicios en el mar de contenidos de Google.

La empatía con el lector pasó a primer plano y si éste no está conforme con lo que publicamos, dejará la web y casi con seguridad, no comprará nuestros servicios o productos.

El contenido es el rey, por ende debe tratarse como tal y revisarse hasta que no queden dudas de que estamos dando a conocer información relevante para el lector, potencial cliente y prosumidor.

A partir de esta premisa es cuando debemos ponernos del lado del usuario que nos busca o nos encontró: ¿Es realmente lo que publicamos, la solución al problema del potencial cliente? Con la información que tenemos en nuestro sitio, web o redes sociales, ¿el cliente se terminará de decidir y comprará nuestro producto o servicio?

Si todas las respuestas fueron «no», entonces deberás empezar a replantearte cómo estás enfocando tu comunicación. Hoy no buscamos subir textos al azar, sin relevancia.

Como abunda la información en Internet, es CLAVE hacer un filtro, eliminar todo lo que no ayude al usuario y evitar extensiones, redundancias, etc.

La empatía con el lector debe estar presente siempre y no descuidar sus intereses. En su proceso de búsqueda de información para posteriormente decidirse y adquirir algo, es importante no marearlo e ir al grano con lo que queremos comunicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *